Balance personal del año

Hola, después de estar unas semanas sin escribir, estamos ya en diciembre y nos acercamos a final de año y en esta época yo hago siempre mi balance personal de cómo han transcurrido estos 365 días. Para mí es el mejor momento en el que podemos hacer este balance personal y, sin duda, os lo recomiendo. He de decir que todavía no lo he hecho pero ya estoy viendo qué día me voy a dedicar a llevarlo a cabo.

 

Al igual que en economía están el activo y el pasivo, podemos hacer esto mismo a nivel personal. Yo, de hecho, lo hago así. De temas económicos no sé mucho pero estos dos términos me resultan muy interesantes para poder hacer este ejercicio. Podemos analizar cómo estamos, personalmente hablando, a final de año teniendo como base nuestro activo y nuestro pasivo.

El activo, en términos económicos, es lo que tenemos y el pasivo es lo que debemos.

Si lo llevamos al terreno personal podemos equiparar el activo a aquello que tenemos y que nos habíamos propuesto y que hemos conseguido, y el pasivo sería aquello que todavía no hemos logrado aunque queremos alcanzarlo. No hablo solamente de cosas materiales, que también puede ser, sino que también incluyo, de manera muy especial, el crecimiento personal.

 

Yo hago este ejercicio siempre, como ya os podéis imaginar porque es clave en mí, con una música que me agrade de fondo. La música para mí es fundamental y la asocio a muchas actividades y momentos de mi vida. Me siento en la mesa de mi salón donde estudio y leo y me pongo un café. Sé que a partir de ese momento estaré sentada reflexionando y escribiendo durante un rato largo, por eso digo que sé cuando lo voy a hacer, porque no es una actividad que se haga en un momento, requiere su tiempo y su reflexión. Ahora tardo menos porque todos los años tengo el collage de mi vida, así que teniéndolo como referencia me sirve para comprobar lo que he conseguido alcanzar y lo que se me ha quedado en el tintero y saber en qué punto se encuentra cada cosa.

post-hola-balance-del-ano

Para empezar comienzo haciéndome unas preguntas que, para mí, son muy importantes. Empiezo a pensar sobre ellas y a reflexionar sus respuestas. Con mis papeles y mis bolis preparados y mi música sonado de fondo, comienzo a escribirlas por orden.

Destaco como superimportante que este ejercicio es de pensar, reflexionar y plasmar (escribir) no de juzgarnos.

 

Os anoto algunas de las preguntas que me hago para que os las formuléis si queréis llevar a cabo vuestro balance personal que, como os comento, os será muy útil.

 

  • ¿Qué es lo que quería conseguir este año? ¿Qué deseos, ilusiones y objetivos me había propuesto conseguir?

Los puedo calificar con: alcanzado, en proceso, no conseguido.

 

  • ¿Qué nuevos conocimientos, herramientas, informaciones importantes he obtenido durante este año? ¿Qué nuevas personas se han incorporado a mi vida de una manera especial? Todo esto nos hace crecer como personas.

 

  • ¿A qué estoy agradecida este año? Este punto es muy importante para mí. El tema del agradecimiento ya lo mencioné en un post porque para mí es de vital importancia y se lo recomiendo a todos mis clientes. http://blog.hola.com/isabelsartorius/index.php/2016/02/felicidad/ Es importante analizar a qué estamos agradecidos porque veremos el balance del año con otros ojos. Muchas veces se nos olvida que tenemos más suerte y somos más afortunados de lo que nos creemos. Hay que valorarlo.

 

  • ¿De qué me siento orgullosa de haber conseguido y quiero seguir en la misma línea? Y ¿de qué me arrepiento, quiero eliminar y aprender de los errores? Importante hacer balance también en este sentido. Apuntar “éxitos y fracasos” dicho de una manera genérica. Este apartado es una importante fuente de aprendizaje, ya lo podréis comprobar.

 

  • Y termino con un ejercicio que me enseñaron en PNL (programación neurolingüística). Retrocedo un año y con la experiencia, conocimientos, información que tengo de este año, ¿qué me diría un año antes? ¿Qué recomendaciones y consejos me doy para el año que viene con toda esta nueva información? Todo lo que he aprendido me sirve para el año que viene porque no soy la misma persona que era el año pasado y no voy ser la misma el año que viene.

 

Haz tus columnas de activo y pasivo. Responde a estas preguntas y analiza cómo ha sido tu año. Haz tu balance. Seguro que aprendes muchas cosas que te servirán para afrontar el año que viene con ilusión, ganas y optimismo.

Comentadme todo lo que queráis y el resultado de vuestros balances personales anuales. En mi web de Gabinete de Coaching Emocional podéis ver más posts y talleres que estamos preparando http://gabinetecoachingemocional.com

 

Muchas gracias por estar ahí.

Si te ha gustado el post, puedes compartirlo